Isegoría, No 30 (2004)

Carácter moral y deberes éticos


https://doi.org/10.3989/isegoria.2004.i30.480

Faviola Rivera Castro
Instituto de Investigaciones Filosóficas, UNAM, México

Resumen


Los defensores de la ética de la virtud usualmente califican a la ética kantiana como una moralidad centrada en el acto porque, sostienen, su principal objeto de evaluación moral son los actos particulares, con lo cual un acto puede ser moralmente bueno a pesar de que el carácter de quien lo lleva a cabo no sea virtuoso. Sostienen que, por el contrario, la ética debe centrarse en el carácter de las personas, de modo que un acto es moralmente valioso sólo cuando es la expresión de un carácter virtuoso. El propósito de este artículo es mostrar que, en contra de lo que sostienen los partidarios de la ética de la virtud, el principal objeto de evaluación moral en la ética kantiana es el carácter de las personas. El imperativo categórico no exige la realización de actos particulares, sino la adopción de máximas de fines, las cuales son principios para una vida completa. Sostengo que la adopción de estas máximas necesariamente requiere la adquisición de un carácter virtuoso, de tal modo que quien se compromete sinceramente con los principios éticos lleva a cabo acciones buenas y tiene también un carácter moral.

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2004 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista isegoria.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es