Isegoría, No 26 (2002)

Razón de Estado y razones del Estado, (Decimas Conferencias Aranguren)


https://doi.org/10.3989/isegoria.2002.i26.574

Elías Díaz
Universidad Autónoma de Madrid, España

Resumen


Frente a la mala «Razón de Estado», del pasado y del presente, se alegan aquí algunas de las posibles y potenciales buenas razones del Estado, también como exigencias válidas para el futuro. Con ello se pretende coadyuvar a una imprescindible recuperación teórica y práctica de la política y, con ella, de la cultura y de la ética en el espacio público. Ante el actual poder omnimodo e «incontrolado» de la economía, de su versión pretendidamente única, la del «capitalismo científico» y la muy desigual «globalización», se hace necesario tomar completamente en serio la perspectiva de los intereses generales (nacionales y transnacionales, universales): y, dentro de ellos, los legítimos intereses individuales y, en especial, los de aquellos amplios sectores sociales dotados de muchos menos poderes y posibilidades. La ética de los valores ilustrados de libertad, igualdad, fraternidad (solidaridad), así como la seguridad que deriva de la propia cohesión social -justicia y eficiencia unidas- constituyen la base de esas buenas razones del Estado (y de la sociedad civil, en homogeneización crítica con aquel).

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2002 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista isegoria.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es